martes, 12 de junio de 2018

¡Déjenles vivir! Pueblos indígenas no contactados.


      Con motivo de la defensa de la comunidad indígena guaraní Apika'y de Mato Grosso do Sul que tenemos emprendida nuestro Grupo Escolar y el Grupo Local de Villalba de Amnistía Internacional , hemos conocido SURVIVAL INTERNACIONAL.
      Esta ONG, fundada en 1969, está a punto de cumplir cincuenta años como movimiento global por los derechos de los pueblos indígenas y tribales. Durante estas décadas se ha convertido en el altavoz de las poblaciones indígenas que reclaman que sus  tierras sean protegidas y su modo de vida, respetado.
      Survival apela a la responsabilidad de la ciudadanía en relación con estas comunidades desde el punto de vista moral, y también como consumidores de los productos de empresas que están destruyendo reservas únicas de biodiversidad. Llaman a nuestras conciencias para denunciar la amenaza al planeta.
      Survival tiene comprobado que la presión internacional funciona, y por eso recurren al envío masivo de cartas a los gobernantes, a la ONU y a empresas, como medio de presión eficaz, ya que si a alguna de estas entidades le llegan muchas misivas, especialmente en formato físico, pero también como ciberacciones, las llevan a las reuniones del gabinete ministerial, de la empresa o de las Naciones Unidas para tratar la cuestión reclamada, y alguna mejora se consigue.
      También editan un boletín digital al que invitan a suscribirse a todas aquellas personas sensibilizadas con la supervivencia de las comunidades indígenas. Necesitan mantener y aumentar el número de afiliaciones, porque no reciben subvenciones de gobierno alguno, lo que permite mantener su objetividad. 
      A lo largo de los años desde su fundación, han visto crecer cada vez más la resistencia ciudadana  alrededor de todo el mundo, pero la que más fuerza tiene es la de los propios indígenas, y por ello Survival considera imprescindible divulgar ese tipo de acciones, que luego su ONG visibiliza difundiéndola en la prensa internacional. Han creado además una plataforma, "Voz indígena”, por medio de la cual recopilan vídeos de indígenas hablando al mundo, como el que un guaraní grabó en la oscuridad en medio del ataque nocturno de los facenderos a su población. Survival lo difundió y la situación de acoso mejoró.

      Sarah Shenker, una de las máximas expertas del mundo en poblaciones indígenas no contactadas, habló de todo ello en la charla-coloquio que impartió  el miércoles 30 de mayo en la Universidad Carlos III de Puerta de Toledo, dentro del 12º Curso de Experto en Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Cooperación Internacional, en colaboración con el Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe, financiado por la AECID.
      En una sala abarrotada de público, la exposición estuvo en todo momento documentada con imágenes y vídeos, como el muy interesante “Indígenas aislados”, de la campaña global."¡Déjenles vivir!" de Survival, a la que Sarah pertenece como coordinadora de Brasil. 
      En primer lugar, Sarah aclaró que los pueblos indígenas no contactados son comunidades sin contacto regular, que dependen de su tierra para sobrevivir, y que están amparadas por leyes nacionales e internacionales, por el convenio 169 de la OIT, y por la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, que reconocen que los pueblos indígenas tienen derecho a vivir como elijan. A pesar de ello, denunció que, por ejemplo, Brasil tiene actualmente un gobierno antiindígena, que quiere cambiar la ley para abrir las tierras indígenas a la explotación y está consiguiendo que la FUNAI (Fundación Nacional del Indio) esté siendo destruida.
      Por otro lado, hay antropólogos arrogantes que dicen que “los aislados no pueden sobrevivir y que deberíamos incorporarlos a la sociedad”.
      Pero Sarah dejó claro que no es que no puedan sobrevivir, sino que lo que está pasando en estas zonas de la tierra es un verdadero genocidio. Con las políticas de libre comercio, con la deforestación, con el desalojo de sus tierras ancestrales, los indígenas, comunidades sanas, contraen enfermedades contagiadas por los nuevos colonos, desconocidas para ellos y que los llevan a la muerte. Estamos ante una emergencia ante la que tenemos la responsabilidad de ayudar urgentemente. La vida vale más que el interés económico.

      Desde el punto de vista medioambiental, tenemos que saber que las zonas indígenas, las que poseen la mayor diversidad de la tierra, están siendo destruida para extraer madera, oro y materias primas para combustible. No es nada nuevo: desde la colonización, el territorio ha sido explotado para extraer oro, caucho…
      La acción de Survival llama a romper esa condena. Tenemos que parar esa explotación desenfrenada y defender a los verdaderos guardianes de la selva, las comunidades indígenas, que usan la selva para sobrevivir, y no para acumular ni para enriquecerse. Ellos son los mejores aliados contra el cambio climático, como evidencian las fotos aéreas que muestran sus territorios como islas verdes en el mar de la deforestación. Por eso parte de la comunidad científica opina que son quienes deberían estar al frente de la defensa medioambiental.
     Los movimientos activistas ya han empezado: los “Guardianes de la Amazonía” defienden a las poblaciones no contactadas molestando a los madereros, a quienes consideran ladrones e invasores, tras lo cual consiguen en alguna ocasión  echarlos del territorio.


      Al terminar su disertación, Sarah Shenker dio la palabra a los asistentes, indígenas la mayoría, pero también defensores de sus derechos, que fueron denunciando la oleada de bárbaros ataques a estas comunidades y los abusos medioambientales en sus países, latinoamericanos, pero también de África: 

  • Ecuador: Concesiones en tierras sagradas. Gobierno racista, manipulador.
  • Paraguay-Brasil: carretera hacia Argentina.
  • Perú: madereros ilegales.
  • Colombia: Parques Nacionales que pretenden preservar el territorio expulsando a sus habitantes ancestrales; guerrilla, paramilitares, narcotráfico.
  • Mexico: Parques Nacionales. Proyectos mineros, hidroeléctricas (cinco concesiones de Canadá). En Guadalajara, defensores de indígenas y de la preservación de las etnias, denuncian su vulnerabilidad ante intereses económicos muy potentes.
  • Argentina: Benetton posee un millón de hectáreas, tras comprar policía, comisarías, quemar casas…
  • Guatemala: Florentino Pérez: ha logrado que se privatice el río Cahabón en beneficio de tres hidroeléctricas, lo que ha afectado a sitios que son lugares sagrados para cincuenta mil indígenas.
  • Isla de Pascua: exterminados por Chile para favorecer a empresas, la isla sufre superpoblación, mientras que solo subsisten ciento cincuenta indígenas. Una de ellas fue la que, en su propia lengua en peligro de extinción, denunció este crimen.
  • Pigmeos baka: un cooperante habló en su nombre, manifestando que en la zona de África de estas gentes, se tiene sensibilidad con los animales, pero no con las personas.
      Todas las personas que hablaron, una a una, recurrían a Sarah Shenker para que Survival les dé voz para difundir su tragedia y la nula sensibilidad de muchos de los gobiernos que las consienten.

      Fue demoledor oír sus testimonios.
      Fue esperanzadora la energía que desprenden Sarah y la otra activista que la acompañaba, ambas  atentas a cada una de las denuncias, animando para que continuaran con sus luchas y ofreciendo la plataforma de Survival, la "Voz indígena", para hacerse oír.
     

IMÁGENES DE LA CHARLA-COLOQUIO




PARA SABER MÁS:
Indígenas aislados. Vídeo de Survival, septiembre 2017 (3'19).
Réquiem por Jakarewyj. Artículo de El País.
"Edjengui se ha dormido: Del victimismo al activismo de lospigmeos bakas”, libro escrito por Chema Caballero y fotografía de Ginebra Peña y Xavi G. Rodrigo. ONG Zercaylejos.







domingo, 10 de junio de 2018

Survival. El movimiento global por los pueblos indígenas y tribales. Videoconferencia con Sarah Shenker


(Por Jara Jiménez, Leticia Penadés y Carmen Cuesta)

      El pasado viernes, primero de junio, tuvo lugar en el IES Juan de Herrera la videoconferencia "Survival. El movimiento global por los pueblos indígenas y tribales"con Sarah  Shenker, experta en pueblos indígenas no contactados, que en ese momento se encontraba en Londres. 

El Salón de Actos acogió el acto con Sarah Shenker

Una persona del Grupo Escolar de Amnistía Internacional
del IES Juan de Herrera se encargó de la presentación

     Comenzamos la sesión explicando el motivo de esta videoconferencia: los  indios guaraníes kaiowá Apika’y de Mato Grosso do Sul (Brasil), cuyo caso hemos apadrinado el Grupo Escolar de Amnistía Internacional del Juan de Herrera, de la mano del Grupo Local de Amnistía Internacional de Villalba. 

      Desde que apadrinamos el caso, estamos haciendo todo lo posible por ayudar a esta comunidad, pues sentimos que, en parte, esas personas dependen de nosotros. Empezamos nuestra campaña en abril en la Casa de la Cultura de San Lorenzo de El Escorial, con una sesión de cinefórum  con Fernando Vílchez, el director de la película "La espera", que trata del "baguazo", un episodio brutal de represión en Perú a indígenas que reclamaban su tierra, ocupada por una explotación de petróleo. Ese acto nos sirvió para presentar la situación de la comunidad Apika'y que nosotros defendemos y para comenzar una recogida de firmas que enviaremos al Gobierno de Brasil, a las que sumamos tarjetas diseñadas por miembros del Grupo con mensajes de apoyo para los indios. Muchos estudiantes y profesores ayudaron en la causa, y seguimos recogiendo firmas, pues la adopción de un caso de Amnistía consiste en seguir defendiéndolo continuamente hasta su solución.
En la entrada colocamos nuestras hojas de firmas
e información sobre la ONG Survival.
      Tras esa introducción, Sarah Shenker, en nombre de la ONG “Survival International”, nos explicó cómo viven los componentes de estas tribus indígenas en Brasil y nos confirmó que actualmente, debido a las plantaciones de caña de azúcar para obtener azúcar y biodiésel, las comunidades indígenas están siendo desplazadas forzosamente a vivir fuera de sus tierras, donde han tenido que dejar sus cementerios, hogares y terrenos.

Sarah respondió las preguntas que habíamos preparado,
formuladas por tres personas del Grupo
      En Brasil estos terrenos donde viven deben ser protegidos en cumplimiento de la legislación del país, y también del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, de otras leyes internacionales y de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. Pero entendimos a Sarah que, como legalmente esas tierras no pertenecen a la comunidad puesto que no poseen escrituras de propiedad, el gobierno les estaría “haciendo un favor” dejándolos permanecer allí y no acaba de demarcarles el territorio que les corresponde. 
      Ahora, debido a la violencia que están padeciendo, muchas de las personas indígenas se han quitado la vida, ya que no ven otra salida a su sufrimiento, pues, como bien nos dijo Sarah, los Apika’y no sienten que tienen tierras sino que “ellos pertenecen a la Tierra”. De ella viven, sus frutos y animales son su alimento y de las plantas obtienen sus medicinas. 
      Sarah ha conocido a indígenas contagiados por las enfermedades de los colonos, contra las que no están inmunizados y que les llevan a situaciones extremas, incluso a la muerte.

El público siguió con interés la conferencia
    Después de escuchar todo esto, le preguntamos qué podíamos hacer para ayudarlos. Ella nos comentó que podíamos escribir e-mails a los ministros brasileños y, sobre todo, difundir: hablar sobre su caso para que se dé a conocer y que se haga justicia. Además nos trasladó que a ellos, saber que estaban siendo apoyados, los animaba a continuar.
      Finalmente le agradecimos su dedicación a esta causa, y la atención que había tenido con nosotros durante la hora que duró la videoconferencia. 
La pantalla transmite la sencillez y la simpatía de Sarah Shenker
      Después abrimos una ronda de opiniones entre el público. Allí se habló de casos similares de apropiación indebida de terrenos en muchas otras zonas indígenas, siempre por intereses económicos. 
      Hubo intervenciones acerca de la necesidad de profundizar en el conocimiento de la cultura guaraní, de la que tanto ignoramos, de su espiritualidad, de su organización y modo de entender la vida. 
      Por su parte, el profesor de Biología nos habló de unos trabajos muy interesantes que habían realizado sus alumnos de Primero de Bachillerato sobre el tema. Nos mostró a algunas personas del Grupo uno de dichos trabajos, que nos pareció riguroso y muy claro, y se nos ocurrió que sus autores podrían hacernos una presentación del mismo al Grupo de Amnistía, con la que aumentará nuestro conocimiento y que suscitará un diálogo enriquecedor. 
      Toda la audiencia lamentamos la deficiente conexión de Skype, que nos dificultaba entender, e hizo que perdiéramos algunos matices de las explicaciones de Sarah Shenker, por llegarnos entrecortadas. Quedamos con ganas de un encuentro personal con ella, sin "plasma" de por medio. 
Repartimos cuestionarios
y un documento sobre la comunidad Apika'y
      Al final del acto, varias personas rellenaron un cuestionario que habíamos entregado en la entrada. De sus respuestas, destacamos lo siguiente:
1.       ¿Cuál es la situación actual de los pueblos indígenas?
-  “Los pueblos indígenas están siendo desplazados forzosamente de sus tierras, donde han tenido que dejar sus cementerios, sus hogares y  los terrenos de donde sacaban sus alimentos.”
-  “Están siendo obligados a vivir en reservas muy pequeñas. Les están destrozando la vida.”
-  “Están teniendo que vivir en condiciones horribles.”
-  “Están siendo desarraigados. Sus tierras, muy fértiles (Brasil, Paraguay, Argentina…), son usadas para cultivos de palma y de caña de azúcar, mientras que ellos son intoxicados asesinados y amenazados.”
2.       ¿Qué tipo de intereses chocan con la supervivencia de los pueblos indígenas?
-  “Los intereses económicos de los grandes industriales que plantan caña de azúcar, tanto para refrescos como para biocarburantes.”
-  “El beneficio económico de las grandes empresas frente al interés de los indígenas de vivir en su lugar habitual."
3.       ¿Qué repercusiones tiene la expulsión de estos pueblos de sus tierras ancestrales?
-  “La difícil adaptación, trauma y un gran deshábito, más destrucción medioambiental.” 
- “Los indígenas son obligados a vivir en las cunetas de las carreteras, cerca de sus tierras expropiadas. Sufren mucho al dejar a sus ancestros en manos de las industrias.”
-  “Pierden  toda razón de vida y se suicidan muchos jóvenes. Se sienten solos y perdidos.”
4.       ¿Qué trabajo realiza la ONG Survival?
-   “Survival apoya a estos grupos haciéndoles saber que fuera conocemos su caso. También graban durante un minuto a indígenas de diferentes comunidades en sus idiomas para concienciar sobre sus casos.”
-  “Ayudan a los indígenas a intentar que sus derechos se respeten y a mejorar sus vidas y sobre todo a que les devuelvan sus tierras y los Gobiernos los protejan, que es su obligación.”
5.       ¿Cómo valoras que se hagan este tipo de actividades en el Instituto?
-  “Muy positivo. Creo que se debe dar a conocer su caso, porque están sufriendo mucho y los terratenientes y políticos están haciendo oídos sordos a sus súplicas de ayuda.”
-  “Muy positivo porque situaciones como esta necesitan más visibilidad y esta es muy buena manera de dársela. “
-  “Muy positivo. Estas actividades son importantes y esenciales. Conocemos a personas que son expertas de los temas y eso es muy interesante, porque nos hacen saber mucho más.”
-  “Es muy positivo. La gente tiene que conocer estos casos y saber que está en sus manos, en nuestras manos, cambiarlo.”

MÁS IMÁGENES DEL ACTO